Este es un hecho inédito del sindicalismo regional y nacional. El gobernador ,  Victor Manuel Tamayo Vargas, agradeció esta actitud  del Sindicato de Trabajadores Oficiales y Empleados Públicos de Risaralda.

«Nosotros llevamos mucho tiempo en el sector público, pero que recuerde no tiene antecedentes que un sindicato tome la decisión de devolverle unos recursos a su patrono o al ente territorial, por lo tanto yo destaco, alabo y aplaudo, el gesto del Sindicato de Trabajadores Oficiales del departamento », anotóe Tamayo Vargas.

Dichos recursos que hoy retornan al departamento provienen de incentivos como Aporte a Deportes, Aporte Sindical, Capacitación y Libre Inversión.

Jaime Ocampo Henao, empleado de la Secretaría de Infraestructura y presidente del Sindicato de Trabajadores y Empleados Públicos de Risaralda, entregó detalles de la medida:

«En nombre de nuestra organización y por una decisión de la honorable asamblea, decidimos devolver unos recursos y no pedir otros, que en total suman $250 millones para ayudar a mitigar la situación económica que estamos viviendo por efectos de la pandemia y le dijimos al señor Gobernador este es nuestro aporte de todo corazón”.

La organización,  que es un sindicato mixto con trabajadores oficiales y empleados públicos, cuenta con 31 miembros.