Este sueño empezó a construirse cuando el personal adscrito al Grupo de Prevención y Educación Ciudadana llegó al colegio Fe y Alegría la paz, ubicado en el barrio Alto Caribe, observando el caso particular de Angie cuando aún era estudiante de secundaria quien con una sonrisa les manifestó esta frase “yo quiero ser policía”.

Llamando así la atención de los uniformados quienes de inmediato, se comprometieron a hacer realidad su anhelado sueño y el de 3 jóvenes más que presentan la misma condición de salud (mucopolisacaridosis) o síndrome de morquio, estos “héroes de la vida”, siempre estuvieron acompañados de sus familias.

Fueron ascendidos al grado de Capitán y por un día fueron los comandantes de las diferentes especialidades de nuestra institución, visitaron el Centro Automático de Despacho CAD desde donde se monitorea la ciudad de Manizales, así mismo realizaron un recorrido al CAI del Centro, igualmente fueron trasladados hasta las instalaciones de la escuela de Carabineros Alejandro Gutiérrez, donde fueron recibidos en medio de una calle de honor y de aplausos y les brindaron la oportunidad de dar un paseo a caballo.

Para estas cuatro personas el portar el uniforme de la Policía Nacional representó una experiencia única, al poder conocer algunas de las diferentes funciones y actividades que diariamente realizan los hombres y mujeres policías.

Al ver reflejado la alegría en el rostro de estos héroes, es para nosotros como policías el agradecimiento y reconocimiento más sincero del deber cumplido, en hacer realidad el sueño de Sofía, Emmanuel, Angie y Anita, un aporte significativo en procura de generar mejores condiciones de vida.

Para ser Policía se necesita tener vocación de servicio y entrega a su comunidad, profesión que exige siempre estar dispuesto a servir a los demás sin importar las condiciones de raza, género o condición social, desempeñándose las 24 horas del día, los 365 días al año, con mucha dedicación y estos 4 “héroes de la vida” decidieron enfrentarse a vivir la mejor experiencia de sus vidas ser “Policía por un día”.

Este sueño empezó a construirse cuando el personal adscrito al Grupo de Prevención y Educación Ciudadana llegó al colegio Fe y Alegría la paz, ubicado en el barrio Alto Caribe, observando el caso particular de Angie cuando aún era estudiante de secundaria quien con una sonrisa les manifestó esta frase “yo quiero ser policía”.

Llamando así la atención de los uniformados quienes de inmediato, se comprometieron a hacer realidad su anhelado sueño y el de 3 jóvenes más que presentan la misma condición de salud (mucopolisacaridosis) o síndrome de morquio, estos “héroes de la vida”, siempre estuvieron acompañados de sus familias.

Fueron ascendidos al grado de Capitán y por un día fueron los comandantes de las diferentes especialidades de nuestra institución, visitaron el Centro Automático de Despacho CAD desde donde se monitorea la ciudad de Manizales, así mismo realizaron un recorrido al CAI del Centro, igualmente fueron trasladados hasta las instalaciones de la escuela de Carabineros Alejandro Gutiérrez, donde fueron recibidos en medio de una calle de honor y de aplausos y les brindaron la oportunidad de dar un paseo a caballo.

Para estas cuatro personas el portar el uniforme de la Policía Nacional representó una experiencia única, al poder conocer algunas de las diferentes funciones y actividades que diariamente realizan los hombres y mujeres policías.

Al ver reflejado la alegría en el rostro de estos héroes, es para nosotros como policías el agradecimiento y reconocimiento más sincero del deber cumplido, en hacer realidad el sueño de Sofía, Emmanuel, Angie y Anita, un aporte significativo en procura de generar mejores condiciones de vida.

Para ser Policía se necesita tener vocación de servicio y entrega a su comunidad, profesión que exige siempre estar dispuesto a servir a los demás sin importar las condiciones de raza, género o condición social, desempeñándose las 24 horas del día, los 365 días al año, con mucha dedicación y estos 4 “héroes de la vida” decidieron enfrentarse a vivir la mejor experiencia de sus vidas ser “Policía por un día”.