La Superintendencia de Industria y Comercio, impuso sanciones a la empresa en Colombia, a Corficolombiana, Episol y la Concesionaria y a cuatro personas naturales por haber colaborado, facilitado, autorizado, ejecutado o tolerado dichas conductas, probado el sistema anticompetitivo en el proyecto “Ruta del Sol- Tramo II”.

La investigación contó con la colaboración de Gabriel Ignacio García Morales, entonces Viceministro de Transporte y Director Encargado del Inco y del Invias para la época de los hechos, quien confesó su participación y aportó información determinante sobre el sistema anticompetitivo.

Se evidencio un acuerdo anticompetitivo que les permitió garantizar la adjudicación del Contrato de Concesión No. 001 de 2010 en favor de la Concesionaria y, en una segunda fase, consistió en una dinámica de reembolsos y pagos irregulares, que se materializaron a través de la instrumentalización de diferentes contratos,

Esto les permitió dividir los costos derivados del pago del acuerdo anticompetitivo y, en forma concomitante, desplegar una estrategia de compensación a través de una adición contractual, con la finalidad de extraer indebidamente la mayor utilidad posible.

Además, se sancionaron cuatro personas naturales – entre estas los ejecutivos de Odebrecht-, por haber colaborado, facilitado, autorizado, ejecutado o tolerado el sistema restrictivo de la libre competencia económica.