La jueza Carmen Elena Ortiz, encargada de decidir la petición de la Fiscalía para cerrar el proceso contra el expresidente Álvaro Uribe por presunta manipulación de testigos, suspendió la audiencia esta viernes en la tarde.

La funcionaria esperará que el Tribunal Superior de Bogotá resuelva las apelaciones de la Fiscalía, la Procuraduría y los abogados de Uribe contra la decisión de reconocer en el proceso como víctima, de manera provisional, a Deyanira Gómez, exesposa del testigo estrella contra el exmandatario, Juan Guillermo Monsalve.

El reconocimiento de Gómez como víctima lo solicitó la defensa de Monsalve, al recibir amenazas cuando inició el proceso contra Uribe. El periodista Gonzalo Guillén también solicitó ser reconocido como víctima, pero la jueza le negó esa petición. El abogado apeló y el Tribunal también deberá resolver ese caso.

Como las apelaciones pasarán al Tribunal, aún no se sabe la fecha de reanudación de la audiencia en la que la Fiscalía pide cerrar el caso contra Uribe

Jaime Granados, abogado de Uribe, dedicará una parte de su intervención a lo que considera las interceptaciones ilegales contra Uribe. La Fiscalía también se referirá a eso.

El debate es si la Corte Suprema, donde arrancó el caso contra el expresidente, podía intervenir las conversaciones de Uribe y de su abogado Diego Cadena, dado que la relación abogado-defendido está protegida y no puede ser interceptada.

La posición de la Corte es que intervino esas conversaciones porque Cadena jamás acreditó ser abogado del expresidente ante esa corte y, de hecho, Uribe solo le entregó poder mucho tiempo después de que Cadena empezara a trabajar con él.

Reinaldo Villalba, abogado del senador del Polo Iván Cepeda (reconocido como víctima en el proceso contra Uribe), controvertirá que la Fiscalía hubiera practicado pruebas después de pedir la preclusión del caso..