La alcaldía de Manizales dio a conocer el balance en materia de seguridad entre el viernes y el domingo anteriores .

El control fue ejercido por la Secretaría de Gobierno en las comunas de Manizales, en compañía de 380 uniformados de la Policía Metropolitana.

El objetivo era corroborar el cumplimiento del toque de queda y el pico y cédula, medidas aplicadas en el municipio por instrucción del Gobierno Nacional.

Las autoridades informaron que se registraron dos homicidios: uno ocurrió el 16 de enero en el barrio Alta Suiza y el otro el 17 de enero en La Sultana, hechos que son materia de investigación.

Los resultados de los controles son los siguientes:

• 5 fiestas suspendidas en residencias.
• 21 comparendos por infringir el Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, 10 de ellos por irrespetar el toque de queda.
• 167 personas remitidas al Centro de Traslado por Protección (CTP).
• 9 capturas en flagrancia.
• 1 captura por orden judicial.
• 28 casos atendidos por violencia intrafamiliar.
• 8 establecimientos comerciales cerrados por operar durante el toque de queda.
• 6 comparendos de tránsito.