A pesar de las restricciones de movilización ocasionadas por el Covid durante le presente año, el Tecnoparque nodo Pereira atendió a 935 personas.

Así lo explicó Ángela María Cárdenas Corrales, dinamizadora del Tecnoparque, al destacar que esta dependencia del SENA Risaralda se articuló en 2020 con 14 grupos de investigación, realizó 11 eventos de divulgación tecnológica, evaluó 20 proyectos del Sistema SENNOVA y de la Red de Semilleros de investigación y entregó 5 conceptos técnicos a proyectos presentados al Fondo Emprender.

Es de anotar que varios de los 183 proyectos de base tecnológica contribuyen a mitigar la emergencia sanitaria a causa del Covid-19, como son: el filtro textil para marcos de caretas 3D; fabricación de caretas 3D distribuidas a centros médicos; la cabina de desinfección de elementos de uso personal con luz UV-C; una cámara térmica como medidor de temperatura utilizando cámaras digitales escalables en puntos de acceso; la APP SIN FILAS para reportar el censo de personas que ingresan a un establecimiento comercial o educativo; el Proyecto COVID-19-Seguridad Alimentaria Risaralda, aplicación de agricultura de precisión que, con base en técnicas de visión por computador e inteligencia artificial para estimar el estado de los suelos cultivables, y el Proyecto Kit de emergencia GREENKIT que se trabaja conjuntamente con un Talento Tecnoparque.

Así mismo, el Tecnoparque nodo Pereira  lidera actualmente el Macroproyecto DFP, Dirección de Formación Profesional del SENA, para integrar los módulos de registro calificado, programación indicativa, materiales de formación, ambientes de aprendizaje y metas regionales; en el que participan 6 nodos Tecnoparque de diferentes regionales del país.

Ángela María Cárdenas resaltó como buenas prácticas para el cumplimiento de las metas 2020 el uso y apropiación de la Metodología Design Thinking, la vinculación del sector productivo en proyectos de prototipado, el desarrollo de proyectos de investigación con visión de emprendimiento, lo mismo que la articulación con entidades y comunidades víctimas del conflicto armado y por desplazamiento en el país, como es la unidad productiva Curcumetto de Bojayá, Chocó, a la que se le asesoró en el diseño de marca y posicionamiento.

De esta manera, se muestra el Tecnoparque nodo Pereira como una herramienta de trabajo para los estudiantes y empresarios que requieran asesoría gratuita para desarrollar ideas de base tecnológica con profesionales expertos en las diferentes líneas de innovación.