Con tecnología satelital se logró conectar a pacientes y especialistas. De esta manera se beneficia a los habitantes del rural disperso, con atenciones médicas y así mejorar la calidad de vida.

6 horas de distancia entre la vereda Santa Clara de Marulanda y Manizales, no fueron impedimento para que la población adulta mayor e infantil de esta zona rural, accedieron a atenciones especializadas por telemedicina en Medicina Interna y Pediatría.

Telesalud con el apoyo de la Gobernación de Caldas y la Territorial de Salud de Caldas y gracias a la tecnología satelital adquirida realizó jornada de telemedicina en la que  pacientes con patologías descompensadas y que llevaban varios meses esperando atenciones, pudieron acceder a las valoraciones desde su vereda evitando largos desplazamientos a la ciudad capital y la exposición al virus COVID-19.

Esteban Granada Aguirre, director de Telesalud expresó “Logramos atender a pacientes que se les dificulta el desplazamiento al corregimiento de Montebonito y que para llegar a la vereda tuvieron que hacerlo caminando o a lomo de caballo por 1 hora”.

En total, 9 adultos mayores accedieron a atenciones por Medicina Interna y cinco menores de edad a valoraciones por Pediatría. En este sentido, el médico pediatra, Mauricio Ocampo indicó: “Pudimos realizar varias consultas a niños que por las circunstancias de lejanía y de pandemia no habían podido tener una consulta pediátrica o no han podido volver a sus controles”.

Aseguró que el impacto de este tipo de actividades en la salud de los niños es incalculable. “Poder hacer los controles y tomar decisiones que están diferidas o represadas por la situación, para que su salud se mantenga o no se deteriore es un impacto grande en términos de salud pública”, puntualizó.