La solicitud se debe a la alerta amarilla en la que está Caldas y la naranja en la que permanece Manizales, debido al aumento de contagios de Covid-19.

Desde la Territorial de Salud pedimos a prestadores de servicios de salud posponer las cirugías no urgentes y así evitar que -por situaciones adversas- más personas requieran de este tipo de servicios, expresó Carlos Iván Heredia Ferreira, director de la entidad.

De acuerdo con el funcionario, esta necesidad se hace evidente porque se necesita la mayor cantidad de camas tipo UCI disponibles para atender pacientes críticos a causa del COVID-19. Además, aclaró que la prelación será para las urgencias.

“Las principales causas que llevan a los pacientes a una cama UCI son el infarto agudo al miocardio, el accidente cerebrovascular, la dificultad respiratoria por EPOC y los accidentes automovilísticos”, recordó Heredia.

Basado en estos datos, el director territorial reiteró la importancia de ciertas medidas restrictivas. “Cuando hacemos medidas de restricción de la movilidad de vehículos estamos impactando una de las causas por las que más personas van a Cuidados Intensivos. Las otras tres responden a un estilo de vida saludable de los caldenses a lo largo de su vida”, precisó.