Luego de un diálogo telefónico con el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso, el actual presidente del Partido Comunes Rodrigo Londoño, le envió una carta al padre Francisco de Roux, pidiéndole convocar una audiencia pública en la Comisión de la Verdad para que ambos den a conocer su “verdad”.

Afirman que la común intención es la de emplear tal escenario para dar a conocer la mayor cantidad posible de verdades sobre el conflicto, verdades contrastables, algunas ya conocidas y otras no tanto y que aspiran a hacerlo sin tapujo alguno, el país merece saber de los autores y alcances de numerosas atrocidades cometidas en su geografía.

El silencio es complicidad y mueve a la ignorancia que impide trazar caminos de mejor futuro”, expresó en la misiva. A esta audiencia, asegura Londoño, asistirían Salvatore Mancuso, Julián Gallo Arroyave, quién en su vida guerrillera en Urabá fue conocido como Rubén Cano”.

Y advirtiendo que “hay muchas cosas en juego y no hay tiempo que perder”, el excomandante de las Farc-Ep, le pidió al presidente de la Comisión para la Verdad una pronta respuesta. Sin duda, la paz y la verdad triunfarán”, concluye.

Por su parte, se conoció otro documento que habría sido firmado por el exjefe paramilitar Mancuso en donde, con fecha al 27 de febrero, le habría solicitado también a De Roux “que la Comisión de la Verdad facilite los encuentros donde converjamos los actores del conflicto armado, para reconstruir y contar entre todos la verdad sobre diferentes hechos de interés para las víctimas y el país”.

Es muy valioso e importante para la historia del país, conocer una parte sustancial de la verdad de uno de los actores del conflicto, lo que permitirá finalmente presentar propuestas de soluciones, que eviten más víctimas.

Considero importante contar con la participación del doctor Álvaro Leyva Durán, la comisionada Patricia Tobón y el comisionado Leyner Palacios. Un primer paso de mucha trascendencia”, añade el comunicado.