Dicen estar molestos con el alcalde, Carlos Mario Marín, porque no ha atendido sus peticiones, relacionadas con un incremento de 100 pesos en las tarifas.

Argumentan que están trabajando a pérdida si se tienen en cuenta los incrementos en los combustibles, los impuestos y la canasta del transporte.

Acusan al burgomaestre manizaleño de estar haciendo populismo a costas de las necesidades de los transportadores del servicio colectivo de pasajeros.

Además denuncian piratería en ese servicio y sobreoferta de vehículos y demandan la salida del ingeniero José Fernando Botero  como asesor en aspectos relacionados con el transporte.

Claudia Gómez, de la junta directiva de Socobuses, indicó que mantendrán los plantones hasta cuando el alcalde los escuche.