El capturado habría entregado veladoras cargadas con material explosivo a un grupo de policías, que cumplen con  labores de seguridad y vigilancia en el barrio El Playón, en el nororiente de Medellín .

En las verificaciones se constató que el hombre, de 32 años, llegó al CAI del sector y, al parecer, les ofreció una de las veladoras a los uniformados para que la encendieran en esta época de Navidad. Minutos antes, presuntamente, obsequió un artefacto similar a otros funcionarios que estaban en un puesto policial cercano, donde reposaba una estatua de la Virgen.

El sujeto fue capturado en flagrancia luego de que se encontraran elementos explosivos con capacidad de causar daños letales a una distancia de hasta 6 metros.

Un fiscal de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) le imputó el delito de fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido, de uso privativo de las Fuerzas Armadas o explosivos.

El procesado no aceptó el cargo en su contra, pero deberá cumplir medida de aseguramiento privativa de la libertad en centro carcelario.