El secretario de Salud, Javier Darío Marulanda, manifestó que la Ivermectina y el tratamiento a base de plasma no están respaldados por el Ministerio de Salud .

Aunque en varios  departamentos se han comenzado a recetar a los pacientes que han dado positivo para la COVID-19 , los dos tratamientos aún están en fase de estudio.
“En Risaralda hemos tenido algunos pacientes y algunos profesionales de la salud que han venido trabajando con la Ivermectina. Hay que recordar que es un antiparasitario que se toma en gotas , pero en los estudios que se han hecho no se han utilizado en las dosis recomendadas para los parásitos. Son dosis diferentes y de alguna manera su posología o aplicación también se hace de una manera diferente” , explicó el funcionario.

Agregó: “Por eso, no recomendamos que se auto mediquen con Ivermectina. En algunos casos ha demostrado que reduce la carga viral, pero tengo que ser claro en que no evita el contagio de COVID”.

El Ministerio de Salud y Protección Social, el INVIMA, el Instituto de Evaluación Tecnológica en Salud y la Asociación Colombiana de Infectología, anunciaron que no recomiendan el uso de Ivermectina como tratamiento para el COVID-19, salvo cuando se use dentro de un estudio clínico que haya sido aprobado por el INVIMA. La decisión se toma luego la falta de evidencia científica que existe sobre la efectividad del tratamiento con este medicamento.

Plasma
Otro tratamiento que viene cogiendo fuerza en el país y el mundo es el plasma. Se toma esta la substancia de un paciente ya recuperado , con los niveles requeridos de anticuerpos, y se lo aplicana a un nuevo paciente

“Teóricamente el anticuerpo contra el virus actuaría como una vacuna. Lo que pasa es que en Medicina hay que mirar cuáles son los efectos adversos y qué tipo de plasma se puede utilizar y en qué pacientes funciona o no. Los estudios en otros países han demostrado que un tipo de sangre responde mejor que otros, no ha habido grandes consecuencias o efectos adversos”, aseguró el médico Marulanda.

Además, frente a los estudios , el funcionario dijo que ya se están proyectando investigaciones al respecto.

“En Risaralda estamos trabajando en la Universidad Tecnológica, la clínica Comfamiliar, el Banco de Sangre del Hospital Universitario San Jorge,  en conjunto con la Secretaría de Salud departamental y un grupo de investigadores médicos, en la posibilidad de hacer una investigación”.

Añadió : “estamos a esperas de un presupuesto final y de una aprobación del Comité de Ética que nos permita poder practicarlo en algunos pacientes positivos y verificar su eficiencia. Estamos muy esperanzados en que se puede utilizar”.