Ante la mesa de Secretarios de salud del país será presentada la propuesta sanitaria en que trabaja el Comité Departamental de Cafeteros y la Gobernación de Risaralda.

La Secretaría de Salud acompaña a los cafeteros en la implementación de los protocolos de bioseguridad y un plan piloto que, a través de un centro de hospedaje y una zona de expansión en salud para los recolectores, permitirá la realización de esta importante labor que genera ingresos de alrededor de $500.000 millones anuales en el departamento.

“Alrededor de 60.000 personas trabajan en la cosecha cafetera que inicia en agosto, pero no se nos puede convertir en factores de riesgo o en conglomerados, porque en el momento que se nos contagie alguno (de COVID-19) tendríamos que entrar en cuarentena las grandes o pequeñas fincas productoras de café y eso afecta por un contagio masivo, segundo el cierre de la finca por el no trabajo de las personas que están allí y la quiebra probablemente del caficultor o dueño de la propiedad” dijo el secretario de Salud, Javier Darío Marulanda.

Frente a estas inquietudes y los protocolos de bioseguridad que se deben cumplir en el sector agrícola se precisó:
“Estamos anticipándonos con un proyecto que permite tener un albergue temporal, tipo hotel campestre, probablemente en el Valle de Risaralda y que quede equidistante a los municipios del occidente; que, con un protocolo muy específico y con un gerente médico para ese proyecto podamos establecer protocolos de bioseguridad para cada una de las fincas, también establecer unas rutas de transporte. Así mismo, que podamos hacer cercos si resulta alguno positivo, asintomáticos o con síntomas leves, y que sean llevados a un albergue temporal especial con médicos y así poder garantizarles a cada caficultor que no van a tener que cerrar su finca”, agregó el Secretario de Salud.

El albergue hospitalario servirá como una zona de expansión de los servicios de salud para los recolectores y con el centro de hospedaje será un programa piloto el cual busca tener respaldo y réplica del modelo a nivel país.

“Nos estamos preparando ya con las Secretarías de Salud de los departamentos, en especial aquí en Risaralda, para atender el plan cosecha en medio de la pandemia, esa cosecha cafetera es muy importante para este territorio y por lo tanto queremos preservar la vida de los caficultores, de los recolectores y dignificar la vida de ellos. Además, garantizar la salud de estos recolectores”, dijo el director ejecutivo de Comité Departamental de Cafeteros de Risaralda, Jorge Humberto Echeverri.