La Dirección de Fiscalización y Gestión de Ingresos de Risaralda, ha adelantado en diferentes municipios 327 visitas y 35 operativos.

En diferentes operativos adelantados entre la Dirección de Fiscalización y Gestión de Ingresos y la Policía Nacional, se ha logrado la aprehensión de 7.994 cajetillas de cigarrillo de contrabando.  Se han incautado 287 botellas entre licor de contrabando y adulterado.

El más reciente informe entregado por la Dirección de Fiscalización y Gestión de Ingresos de la Secretaría de Hacienda de Risaralda, confirmó que en los primeros siete meses del año se ha logrado el cierre de tres establecimientos por comercializar licor adulterado, y se ha logrado la aprehensión de 287 botellas entre licor de contrabando y adulterado, ý 7.994 cajetillas de cigarrillo de contrabando.

En estos operativos se pudo realizar el cierre de tres establecimientos en el municipio de Pereira, donde estaban atentando contra la salud de la población, ya que se descubrieron gran cantidad de botellas con licor adulterado, dijo el secretario de Hacienda de Risaralda, Jorge Alexis Mejía Bermúdez.

“En los operativos y visitas que se han realizado a través de nuestros funcionarios y contratistas, se ha podido aprehender 287 botellas, de las cuales 222 con licor adulterado y 65 con licor de contrabando. Elementos que portaban Alcohol etílico, Ron Viejo de Caldas, vinos, Whisky y Brandy”, reveló la directora de Fiscalización y Gestión de Ingresos del departamento, Carmen Julia Gutiérrez Suárez.

Además, explicó, que de las 287 botellas que se aprehendieron 60 contenían licor extranjero, y los 227 restantes licores nacionales, que concuerdan con las marcas mencionadas anteriormente.

“Estas personas que intentaron comercializar este licor de contrabando estaban dejando de pagar a la Gobernación de Risaralda $6.518.054. Ahora por sanciones tendrán que pagarle al departamento $93.879.765”, dijo Gutiérrez Suárez.

Incautaciones de cigarrillos

En el informe presentado también se confirmó la aprehensión de 7.994 cajetillas de cigarrillo que tenían como destino de distribución los municipios de La Virginia y Belén de Umbría.

“La primera aprehensión se realizó en un control al ingreso del municipio de Belén de Umbría, allí se logró impedir que 3.504 cajetillas de cigarrillos, de las cuales 2.500 eran de la marca Farstar y 1.504 de la marca Silver Elephant, fueran llevadas hasta dicho municipio. Y la segunda aprehensión se cumplió en un control al ingreso del municipio de La Virginia, donde llevaban 4.490 cajetillas de cigarrillo de contrabando, de las cuales, 3.500 venían contramarcadas con la marca Golden Deer y las 90 90 restantes con la marca Montreal”, dijo la funcionaria.

“Invitamos a todos los comercializadores de cigarrillo y licor que le jueguen legal al departamento, ya que no es buen negocio la venta de dicha mercancía. Por ejemplo, los propietarios de los cigarrillos de contrabando de Belén de Umbría, tendrán que pagar una sanción de $108 millones, por evadir el Impuesto al Consumo que era $10 millones 764 mil pesos. Mientras que los propietarios de los cigarrillos con destino a La Virginia tendrán que pagar una sanción de $136.441.610, al no pagar $13.644.161 por impuesto al consumo”, agregó la representante de la Dirección de Fiscalización y Gestión de Ingresos de Risaralda.

Estas aprehensiones se realizaron en diferentes operativos realizados entre la Secretaría de Hacienda departamental a través de la Dirección de Fiscalización y la Policía Nacional.

“Con la salud de las personas y las finanzas públicas no se juega, por eso queremos confirmarle a los comercializadores y a la opinión pública que intensificaremos los operativos y visitas a cada uno de los establecimientos de venta de licor y cigarrillo de los 14 municipios”, expresó Gutiérrez Suárez.