La conflagración se registró en cinco viviendas del barrio Persia en las que residían cinco personas. Los heridos son atendidos en centros de salud.

La Alcaldía de Manizales, a través de la Unidad de Gestión del Riesgo, Cuerpo Oficial de Bomberos y Policía Nacional atendió el incendio que se generó en el barrio Bajo Persia el domingo.

En total fueron cinco viviendas afectadas. En el censo de las viviendas con mayor afectación se corroboró que habitaban siete personas. El incendio dejó tres heridos, quienes fueron trasladados a centros de salud donde fueron atendidos.

El balance de las viviendas afectadas, es de dos totalmente consumidas y tres parcialmente afectadas. Las causas que originaron la conflagración son investigadas. A las 7:00 p.m., las autoridades reportaron que el incendio estaba controlado.

Treinta bomberos se presentaron al lugar de los hechos. Pará atender la emergencia se usaron dos máquinas extintoras, un carro tanque, dos ambulancias, dos unidades de rescate, dos vehículos de apoyos lógicos y una máquina de ataque rápida. Bomberos voluntarios también ayudaron durante la emergencia.

Además, participaron cerca de 17 policías. Entre uniformados del CAI del Campín, del cuadrante 20, dos unidades de apoyo del barrio Persia y nueve policías de apoyo.