Desde  2019 la Clínica Socio-jurídica acompaña  al Centro de Estudios sobre Conflictos, Violencia y Convivencia Social-  CEDAT- en este proyecto .

Se denomina “Búsqueda de las Víctimas Desaparecidas en la región Magdalena Caldense”, el cual tiene como finalidad construir la memoria y ayudar a restablecer la verdad sobre los habitantes que sufrieron el conflicto armado.

El abogado de la Línea de Víctimas y Derechos Humanos de la Clínica Socio-Jurídica, Rudiguer Arango Atehortúa, explica que el apoyo que se ha brindado desde la Clínica ha tenido varias etapas, por ejemplo en un inicio se enfocó en priorizar la gestión de algunos de los casos que se habían documentado por el CEDAT acerca de desaparición forzada y aportó desde el punto de vista jurídico en los acontecimientos identificados.

Sin embargo, dicho acompañamiento evolucionó para brindar un apoyo integral y realizar diferentes trámites judiciales necesarios para las investigaciones, a través de los cuales han logrado aportar en el restablecimiento de la verdad.

Es así que la Clínica Socio-jurídica ha ayudado a que las personas sean incluidas en el Registro Único de Víctimas, en el pago de la indemnización administrativa por ser víctimas del conflicto armado, entre otras gestiones.

Arango comenta además que a lo largo del año 2020 los miembros de la Clínica han atendido un total de 45 casos, aportando a la construcción de la memoria y a que las víctimas hoy sean reconocidas y reciban apoyo de las diferentes instituciones estatales.