El proceso busca centrarse en el cuidado de los animales, en el mantenerlos en el corazón de los ciudadanos y en implementar protocolos de Bioseguridad.

Desde  el cuando el Bioparque Ukumarí abrió sus puertas al público a finales del año 2015 ha venido en constante crecimiento, logrando en el año 2019 más de 340.000 visitantes y presentando un significativo avance en el desarrollo de su plan Maestro.

Sin embargo, desde el 16 de marzo de este año y como consecuencia de la actual crisis del Covid-19, el Bioparque cerró sus puertas de manera temporal, afrontando así un proceso de reinvención dirigido por su gerente, Sandra Milena Correa Montoya y bajo la supervisión del alcalde Carlos Maya.

Como expresa Sandra Correa, la nueva operación está basada en tres pilares fundamentales: primero, asegurar la protección y el bienestar de los animales; segundo, mantener en el corazón de la comunidad y tercero, implementar los protocolos de bioseguridad pensando en el momento de la reapertura.

El corazón de Ukumarí son los animales que están bajo cuidado humano por lo que desde que inicio la crisis actual, se diseñaron diferentes estrategias para asegurar el cuidado de estos.

Se han reforzado los procesos de enriquecimiento ambiental y se da continuidad a todos los programas de medicina preventiva, por ejemplo, el cuidado de las patas de los elefantes, en el que se realiza un entrenamiento mediante el cual, cada uno de los elefantes, permite que le laven las patas y le revisen las uñas.

“Entrar a Ukumarí y no escuchar las risas ni las expresiones de asombro de las personas que comparten y aprenden con los animales es una sensación muy extraña. Sin embargo, el Bioparque, por el que han pasado más de un millón devisitantes, encontró en las redes sociales la mejor manera de mantener en el corazón de las personas”, expresó su gerente.

A través de trasmisiones en vivo, en las cuales la gerente ha tomado el papel de presentadora y guía, se ha logrado maravillar a la comunidad virtual, los programas que salen dos o tres veces a la semana muestran cómo es el cuidado de los animales, desde la preparación de las dietas hasta los juegos que se diseñan para cada especie.

Facebook habilitó el sistema de monetización para las redes del Bioparque, permitiendo recibir recursos , mediante las estrellas que donan los espectadores.

El Bioparque lanzó el programa de membresías anuales, gracias al cual las personas pueden realizar un solo pago disfrutar de Ukumarí durante todo un año, a partir de su reapertura.

También se habilitó la tienda de recuerdos de manera online, a través de la página web www.ukumari.org las personas pueden obtener más información de estos programas.

Actualmente se encuentra en la elaboración e implementación de nuevos protocolos de bioseguridad, como la desinfección de las instalaciones, que facilitará la reapertura.