Tres camiones cisterna,  entregados por la Gobernación de Risaralda, están abasteciendo a los pobladores que viven en el área urbana de este municipio.

La Gobernación de Risaralda a través de la Coordinación Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres, está trabajando en conjunto con la Alcaldía de Pueblo Rico para dar solución a las múltiples afectaciones que ha tenido el municipio por el aumento de las precipitaciones en los últimos días.

«Se realizó un Consejo Municipal de Gestión del Riesgo, en donde se evaluaron los daños, como fue el colapso del puente peatonal del sector de Santa Rita que dejó incomunicadas a cerca de 500 familias, la situación del acueducto de la zona urbana, un trapiche, entre otros sectores», afirmó Diana Carolina Ramírez Laverde, Coordinadora Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres.

Indicó la funcionaria que  se trasladaron tres camiones cisterna a Pueblo Rico, que el gobernador Victor Manuel Tamayo Vargas, autorizó para abastecer del líquido vital a los habitantes de la zona urbana de Pueblo Rico. Además de lo anterior, la Secretaría de Infraestructura enviará profesionales especializados para revisar las condiciones del puente de Santa Risa y así dar una pronta solución a la comunidad damnificada.

Municipios como Santuario, Quinchía, Marsella, Mistrató, se han visto perjudicados principalmente en sus vías de acceso y carreteras que comunican con las veredas.

Según el Ideam, 12 de los 14 municipios de Risaralda, se encuentran en alerta naranja por posibles deslizamientos de tierra y los dos restantes están con alerta amarilla.