En la primera jornada del 26 de marzo fueron aplicadas cerca de mil dosis y en esta oportunidad fueron más de 3 mil personas beneficiadas con la terapia.

“Hicimos una jornada hace mes y medio y nos llegaron unas mil personas y creo que vamos a tener muchísimas más personas, eso nos lleva a una lectura, la gente cree en la Terapia Neural o como la llaman ‘vacuna’, dos creen en el gobernador,  y tres tienen toda la fe puesta en un programa de salud frente a tantas dificultades”, aseguró el mandatario, Víctor Manuel Tamayo.
La respuesta de las personas que fueron beneficiarias hacen que se consolide el programa pues según el secretario de Salud departamental, Javier Darío Marulanda, es un método de medicina alternativa probado en Europa y Estados Unidos.
“Nuestro enfoque es que los risaraldenses puedan obtener salud, bienestar y calidad de vida. Como Primera Dama, trabajamos por los niños, niñas y adolescentes; sabemos que en esta población hay niños y niñas que han perdido calidad de vida por falta de salud y como se pueden ver en esta jornada tenemos asistentes que tienen discapacidad y es por eso que queremos brindar soluciones en su salud”, aseguró la primera gestora departamental, Nathalia Sierra Ramírez.
El médico David Contreras quien ha llevado a muchas partes del país esta terapia, recordó que, desde la primera administración del gobernador Tamayo, hace 15 años, inició la Terapia Neural en Risaralda.
“La Terapia Neural es un procedimiento de origen alemán y que tiene la capacidad de estimular el funcionamiento de las células; todas las personas de cualquier edad pueden recibirla porque es una medicina complementaria, preventiva y de mejoría que no interactúa con los medicamentos que la persona esté tomando y que los ayuda a mejorar su condición”, aseguró Contreras, especialista en esta medicina.
Son múltiples testimonios de personas que hablan de las bondades de la aplicación de la inyección subcutánea de 0.5 mililitros de procaina diluida que permite equilibrar y restaurar la parte eléctrica de las células; que permite mejorar procesos antinflamatorios, síntomas de dolor, secuelas de enfermedades; generando ordenes al organismo de autocuración.
“La Terapia Neural es despaciosa pero muy bonita, yo sufro de epilepsia y sinceramente me ha mejorado mucho la memoria y muchas cosas; porque hay muchas células muertas en uno y eso las puede ‘recapacitar’”, aseguró Egan Efrén Moreno, beneficiario de la jornada.
Igualmente, Luis Alfonso Buitrago, residente de Manizales acudió a la cita para minimizar su dolor.
 Para el próximo semestre se busca realizar más jornadas , dada la respuesta de los risaraldenses y la cantidad de testimonios de la población beneficiada.