Sin embargo, la unidad generadora no queda todavía en operación comercial, pues aún no se ha realizado la prueba más exigente que es la de “sincronización con rechazo de carga a máxima potencia”. 

“EPM le cumple el país. La unidad uno fue sincronizada en Sistema de Potencia Nacional. Se encuentra disponible para generar energía y queda pendiente realizar la evacuación preventiva que nos ordenó la resolución 1056 de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo (Ungrd) y la prueba de rechazo de carga a máxima potencia”, explicó Jorge Andrés Carrillo, gerente General del Grupo EPM.

La compañía aseguró que la última prueba se debe realizar una vez se llegue a un acuerdo con las comunidades y autoridades de aguas abajo, dado lo determinado en el Consejo Departamental para la Gestión del Riesgo.

En cuanto a la unidad 2, se está programando el mismo protocolo para realizarlo entre el 29 y el 30 de noviembre. “Es así como esta semana todos los esfuerzos continuarán encaminados a una entrada segura de Hidroituango”, dice EPM.

La noticia se da después de que se levantó el bloqueo de habitantes de los municipios aledaños, que pedían que se realizara el mantenimiento de la vía que comunica a Toledo con Matanzas, además de otras vías cercanas a la represa.