Autoridades de los ódenes orden nacional y territorial llevaron a cabo una misión de acompañamiento para atender la emergencia que se presenta en esta localidad del departamento de Risaralda.

 Las 83 familias emberas conformadas por 333 personas, (127 de ellas mayores de edad), comenzaron a llegar a Pueblo Rico provenientes de la comunidad de Cevedé, en Bagadó (Chocó), el pasado martes 2 de marzo.

De este ejercicio interinstitucional participaron la Gobernación de Risaralda , la Unidad para las Víctimas , la Defensoría del Pueblo y la Personería de la localidad.

La comunidad se encuentra instalada en el Coliseo Cubierto del municipio. Allí recibe atención primaria en los componentes de alimentación, alojamiento, salud y analizan su retorno al territorio, una vez estén dadas las condiciones socioeconómicas y de seguridad solicitadas por ellos.

Según la Red Nacional de Información (RNI) 6.705 personas están registradas como víctimas del conflicto armado y residen en el municipio de Pueblo Rico.

“En el territorio tenemos muchas necesidades en vivienda, puesto de salud, educación, seguridad, ayudas humanitarias y proyectos productivos. Necesitamos mejorar las condiciones para evitar estos desplazamientos y poder vivir en paz en nuestra comunidad”, expresó Óscar Campo Tequia, gobernador indígena de Cevedé.

Desde la Unidad para las Víctimas se asesoró a los entes territoriales para la atención de la emergencia, logrando avanzar con el desarrollo de Comité de Justicia Transicional en el que también estuvieron presentes las autoridades y entidades del Chocó, buscando el retorno de la población a su territorio, una vez dadas las condiciones mínimas de dignidad y seguridad, informó Moreno Mejía.

“En la Gobernación estamos haciendo todos los esfuerzos posibles para poder atender a los hermanos indígenas del Chocó que llegaron a nuestro departamento. Por instrucciones del gobernador Tamayo estamos mirando la forma de subsanar algunas carencias en cuanto a la alimentación, baños portátiles y analizando la forma en que ellos regresen a su comunidad en buenas condiciones”, manifestó Israel Londoño, secretario de Gobierno de Risaralda.