El certamen se denominó «Avances y Retos en Materia de Inclusión Social».

Esta es una iniciativa del Departamento para la Prosperidad Social (DPS), en cabeza de Karen Liliana Suárez, en el departamento de Caldas.

El evento tenía como objetivo primordial mostrar los avances de las entidades para mejorar la calidad de vida de la gente en el territorio.

La inclusión social es un proceso que asegura que aquellas personas menos favorecidas, tengan oportunidades y los recursos necesarios para mejorar su calidad de vida, por ello a través de procesos como la entrega de la indemnización administrativa, se logra que la población que sufrió las consecuencias del conflicto armado, pueda volver a ejercer su ciudadanía y  tener más oportunidades.

“Desde nuestra entidad buscamos impulsar iniciativas comunitarias e individuales, dirigidas a la formación de líderes, para que puedan hacer parte activa de la política pública e incidan en la formulación de proyectos y Planes de Acción Territorial que mejoren las condiciones en las que habitan en sus territorios”, dijo Laura Moreno en su intervención.

Según los datos estadísticos de la Red Nacional de Información, en el departamento de Caldas habitan 97.603 personas víctimas del conflicto armado y en temas de atención humanitaria la Unidad para las Víctimas ha realizado 89.968 giros, lo que significa una inversión de 46.345 millones de pesos.

En materia de indemnizaciones la Unidad para las Víctimas ha realizado la entrega de 14.145 cartas de indemnización, lo que significa una inversión de poco más de 100.000 millones de pesos; con motivo de la Semana de la Inclusión Social la entidad realizó entregas de cartas en los municipios de La Victoria y La Dorada.

Por su parte, la directora del DPS en Caldas, Karen Suárez, indicó que “desde el DPS formulamos, adoptamos, coordinamos y ejecutamos, las políticas públicas, planes, programas y proyectos en materia de inclusión social para atacar la pobreza en el país, atendemos a la población vulnerable, infancia y adolescencia y víctimas el conflicto armado, diseñando una ruta de superación de la pobreza con el fin de lograr minimizar la cifra de 3.5 millones de colombianos que actualmente viven en pobreza extrema, además realizamos la entrega de diferentes subsidios para cerrar la brecha de la desigualdad en todo el territorio nacional”.

Del foro, además del DPS y la Unidad, también participaron entidades como el Ministerio del Trabajo, la Gobernación de Caldas, la Alcaldía de Manizales, el Servicio Nacional de Aprendizaje y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.