“Bienvenido a la UAM, un lugar donde la buena actitud se contagia”. Con este eslogan, la Universidad Autónoma de Manizales comenzó la Inducción Virtual para los nuevos estudiantes, quienes se formarán como profesionales en programas de pregrado y de Tecnologías que ofrece la institución.

Los nuevos estudiantes y sus familias se integran a la UAM que los acoge con alegría y entusiasmo, un lugar donde se sentirán acompañados durante todo su proceso de formación.

Ellos provienen de lugares como Bucaramanga, Florencia, Ibagué, Villavicencio, Bogotá, Santander de Quilichao, Istmina, Mocoa, Popayán, Buenaventura, Villagarzón, Túquerres, San Andrés de Tumaco, La Dorada, entre otras zonas del país.

Las jornadas de inducción, realizadas los días 14, 15 y 16 de enero de 2021, incluyeron un Tour Virtual por los campus de la institución, con el propósito de integrarlos a la vida universitaria.

El rector de la UAM, Carlos Eduardo Jaramillo Sanint, fue el encargado de darles la bienvenida a los estudiantes y sus familias.

“La situación que estamos viviendo nos ha dejado muchas enseñanzas, esperamos que ustedes den siempre lo mejor de sí en su proceso de formación. Bienvenidos a la UAM, un lugar en donde lo más importante son las personas y su calidad humana. Con su esfuerzo y dedicación alcanzarán sus metas en este mundo cambiante y lleno de oportunidades. Muchos éxitos para todos. No bajemos la guardia y cuidémonos. Este 2021 está en sus manos”.

Medidas de Alternancia UAM, reconocida en el país

A través de un panel con los directivos de la institución, se dio a conocer a los estudiantes las Medidas de Alternancia que adoptó la UAM y que han sido reconocidas por el presidente de la república, Iván Duque Márquez, y la Ministra de Educación Nacional, María Victoria Ángulo.

Ese protocolo de bioseguridad incluye normas básicas como los son el uso de tapabocas, el distanciamiento físico de dos metros, lavado de manos y toma de temperatura  a las personas que están autorizadas para ingresar a la UAM.

En este espacio, los directivos resolvieron preguntas frecuentes de padres de familia y estudiantes al ingresar a la universidad en temas académicos, administrativos y en desarrollo humano, como por ejemplo, estudiar dos programas al tiempo, emprendimiento, investigación, pago de matrícula, reglamento estudiantil, procesos académicos, entro otros temas.

Ellos son los directivos UAM:

Iván Escobar Escobar, vicerrector Académico; Nancy Liliana Mahecha Bedoya, vicerrectora Administrativa y Financiera; Alberto Cardona Aguirre, vicerrector de Desarrollo Humano, y Juan Pablo Duque Arbeláez, secretario general.

Alba Patricia Arias Orozco, decana Facultad de Ingeniería; Claudia Patricia Henao Lema, decana Facultad de Salud, y Daniel Osorio Barreto, decano de la Facultad de Estudios Sociales y Empresariales..

Durante la inducción, los estudiantes conocieron además cómo será el trabajo académico que tendrán durante el semestre, con el apoyo de herramientas tecnológicas y el acompañamiento y compromiso permanente de sus docentes.

La buena actitud se contagia en la UAM

El personaje Néstor Elí, de la Unidad de Arte y Cultura, fue el encargado de coordinar la presentación que realizó la vicerrectoría de Desarrollo Humano y Bienestar para que los nuevos estudiantes y sus familias conocieran los servicios que tiene la institución, un lugar donde la buena actitud se contagia.

Bienestar, Arte y Cultura, Permanencia, Salud, Gestión de Tecnología, Mercadeo, Deportes y Comunicaciones acompañaron el proceso de inducción para orientar y resolver dudas de los estudiantes.

Una institución para ser felices

Yeimar Miranda Mosquera, de Istmina (Chocó), estudiante de Ingeniería Biomédica

“Elegí la UAM por su calidad educativa, el bien nivel que brinda la universidad, asesorías, preparación, disposición de los docentes y el manejo que se le dio a la educación en la virtualidad. Además, tengo muy buenas referencias de un primo que estudia Economía”

Camila Tabares Perea, de Manizales, estudiante de Negocios internacionales

“Siempre he estado en un entorno universitario, específicamente el de la Universidad Autónoma de Manizales, gracias a mi mamá que desde muy pequeña me llevaba a las actividades de su trabajo y cada vez conocía más de esta gran institución, sus personal tan dispuesto y amable, sus espacios grandes e innovadores, el potencial académico de sus profesores y estudiantes.

Es por eso que desde que elegí mi carrera siempre tuve muy presente que iría a la UAM, dónde tengo la certeza que me prepararán y educarán muy bien, potenciando mi proceso de educación profesional por medio de distintos recursos como intercambios, cursos libres, tener una experiencia en la región por medio de paz y competitividad, entre otros. Por eso elegí la UAM, para ser una gran negociadora internacional”.

Diego Alejandro Sánchez Cortés, de Florencia, Caquetá, estudiante de Ingeniería Biomédica

“Desde hace un par de años, la Ingeniería Biomédica me ha llamado la atención por una  razón y es  porque introduce el ámbito tecnológico en el área de la salud. Desde el momento que fijé en mi cabeza la carrera que iba a estudiar sabía que podía contar con la UAM, porque hace un par de años un familiar estudió ahí dejándome claro la calidad de educadores y profesionales, como también el cuerpo técnico que allí se encuentra y de esta forma me ayudarán a nutrirme de conocimientos y las mejores experiencias para llegar a ser un excelente profesional. Por eso escogí la UAM, para ser en buen profesional y servir con calidad en el campo que a futuro me desempeñaré”.

Vanesa Alejandra González Hernández, de la Dorada (Caldas), estudiante de Negocios Internacionales.

“El amor por el aprendizaje lo llevo en las venas, desde muy pequeña supe que mi más grande sueño era ingresar a una excelente Universidad, donde pudiera explotar todo mi potencial y dejar huella en el ámbito global.

Hoy, orgullosa de pertenecer a la comunidad UAM, una institución que me abrió las puertas no solo a un aprendizaje óptimo, dinámico y crítico, sino que también al compromiso que es vital para mantener las relaciones interpersonales de manera pacífica y al correcto desarrollo individual y social que se necesita para un correcto marco de responsabilidad social.

Además de la calidez humana y profesional que tiene cada persona perteneciente a ésta increíble universidad, también encontramos otros servicios como programas de intercambios, talleres gratuitos, espacios adecuados para mantener un vínculo constante con la cultura, el arte, la salud, el bienestar y el aprendizaje académico. Por eso elegí la UAM, aquí somos una familia, con mucha dedicación y responsabilidad seré una gran negociadora internacional”.