La decana de la facultad de derecho, Denis Rincón Grajales, dijo que la especialización estudiará los problemas constitucionales y la vulneración de los derechos humanos en las sociedades actuales, en el marco de la internacionalización y la globalización del derecho.

El programa de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la institución tendrá una metodología de alternancia durante la pandemia. El programa definirá según las necesidades de los estudiantes y las normativas gubernamentales, qué módulos se ofrecerán de manera presencial en las instalaciones y cuáles se desarrollarán mediados por la tecnología, aunque se entiende que el estudiante que desee tomar la totalidad de créditos desde su casa podrá hacerlo sin necesidad de asistir a la universidad.

Wilson Nieto Ríos, coordinador del posgrado, explicó que los egresados de esta primera cohorte tendrán el perfil ocupacional en el saber jurídico, en el sector público y privado tanto a nivel nacional como internacional, en trabajos o asesorías que involucren la promoción y defensa de los derechos humanos.

El buen gobierno, la administración de justicia, en asesoría de órganos constitucionales autónomos, organizaciones ciudadanas, en la academia, apoyo a víctimas y personas en condición vulnerable, entre otros.

El equipo de profesores que integrará esta primera cohorte se constituye de profesionales reconocidos en el campo del derecho con formaciones doctorales, investigativas y experiencia docente en posgrados, como también en el ejercicio del litigio.