El Instituto Nacional de Salud y las autoridades sanitarias de Amazonas, confirmaron la presencia de la nueva cepa en una mujer de 24 años de doble nacionalidad que vive en Tabatinga (Brasil) y que sólo cruzó la frontera para consultar los servicios de salud en  Leticia.

La investigación epidemiológica de campo permitió establecer que la ciudadana colombo-brasilera únicamente estuvo en nuestro país el día en que solicitó en Leticia, atención en salud. Permanecido en Brasil los últimos 30 días, a excepción del día en que recibió asistencia médica y se le toma la muestra para diagnóstico.

El INS recuerda que independientemente de las variantes que sean detectadas, las medidas de autocuidado y protección son las mismas: uso correcto del tapabocas, cubriendo nariz y boca, el lavado frecuente de manos y distancia física.

El Instituto Nacional de Salud confirmó al final de la tarde del 29 de enero, la identificación de la cepa conocida como la variante brasileña, en una ciudadana de ese país que acudió a buscar el servicio de salud en el hospital de Leticia. Se trata de una mujer de 24 años, colombo-brasilera, afiliada al régimen subsidiado de Colombia quien cruzó la frontera el día en que buscó atención médica en nuestro país-

El Gobierno Nacional basado en el principio de precaución suspendió los vuelos desde Leticia hacía otras ciudades del país, decisión que obedece a la evidencia emergente  sobre el comportamiento epidemiológico que podría tener una nueva cepa brasileña

“Por eso antes de que se confirmara la presencia del linaje B.1.1.28 en Colombia y ante la evidencia del impacto que esta nueva cepa del covid-19 está teniendo en el amazonas brasileño, tomamos la decisión de tomar estas medidas “, afirmó Julián Fernández Niño, director de Epidemiología y Demografía del Ministerio de Salud y Protección Social.

En medio de las medidas adoptas y la permanente vigilancia que realiza el Ministerio de Salud en conjunto con el Instituto Nacional de Salud -INS y las autoridades sanitarias del departamentales y municipales, se ha confirmado la presencia de la nueva cepa en una mujer de 24 años de doble nacionalidad que vive en Tabatinga (Brasil) y que sólo cruzó la frontera para consultar los servicios de salud en Leticia.

Este caso se une al de hace dos días, reportado en otra persona con la cepa brasileña en la ciudad de Tabatinga. Al respecto Fernández indicó que “la persona colombo-brasileña fue atendida en Leticia, llevaba 30 días sin visitar Colombia y regresó a Brasil inmediatamente después de su atención. En este momento se encuentra estable y en el día de hoy en coordinación con las autoridades brasileñas se le evaluará su evolución”.

Asimismo, resaltó Fernández Niño que no hay evidencia todavía de que la variante circula en la amazonia colombiana de manera autóctona. “Pero con una frontera de más de 1.600 km a lo largo de la amazonia es probable que esto suceda pronto”, dijo.

 

Acciones y medidas

Es por esta razón que se toman medidas, con el fin de reducir la velocidad de llegada de la nueva cepa y su impacto en las ciudades colombianas. Adicionalmente el Instituto Nacional de Salud continuará con el fortalecimiento de la vigilancia genómica.

“De esta manera vamos a tratar de identificar la evolución de la propagación de esta variante. También se tomaron medidas para resguardar la seguridad sanitaria con el fortalecimiento de la vigilancia epidemiológica y en los próximos días, llegará un equipo técnico contratado por la UNGDR que completará la respuesta del PRASS”, indicó el funcionario.

Esta nueva variante del virus, recordó el funcionario, “no tiene evidencia de ser más agresiva en el término de que produzca enfermedades más graves; no obstante, parece ser más contagiosa y hay evidencia sugerente de que podría resistir a los anticuerpos de las otras variantes y por ende asociarse con reinfecciones, sin embargo, aún eso no es concluyente”.

Con relación a la situación actual, Fernández afirmó que aún es temprano para evaluar el comportamiento epidemiológico, la predominancia y el impacto potencial de esta variante en la zona fronteriza y en la capital del departamento de Amazonas. Tampoco se ha visto un incremento importante de casos todavía.

Por ello, de manera continua y cada 15 días el comité asesor evaluará la evolución de la situación epidemiológica internacional de la amazona trinacional, así como evidencia científica sobre el comportamiento clínico y epidemiológico del virus.

“Con base en lo anterior se definirá la continuidad o no de la medida que esperamos sea temporal, mientras se tiene mayor información científica y epidemiológica”, concluyó Fernández.