Según la vicepresidente, Marta Lucía Ramírez, la prioridad del gobierno es la generación de empleo. dijo que la reactivación está pensada para los próximos dos años .

Argumentó que el país no puede estar cerrado indefinidamente, porque ello profundiza las brechas.

“Hemos venido trabajando en lograr que esas empresas que se han venido abriendo, hagan realmente un proceso de reinicio de actividades económicas, lo más pronto posible, siempre muy cuidadosas en los protocolos de bioseguridad”.

Uno de los sectores en que mayor énfasis se está haciendo es el de alimentos procesados, que está anclado al agro, según la funcionaria.

“El sector rural debe ser una prioridad, porque si hay progreso en el campo, habrá progreso en toda la sociedad. Hay que ser capaces de innovar, de romper esquemas”, destacó.

Expresó, además, su preocupación por el impacto de la pandemia en las mujeres, ya que su actividad está concentrada en los sectores que más han sufrido con el aislamiento, como comercio, servicios y turismo.