Líderes de víctimas del Eje Cafetero y Antioquia se reunieron con representantes de la Unidad para las Víctimas y el Departamento Nacional de Planeación.

Los líderes de víctimas que coordinan diferentes Mesas de Participación Efectivas de Víctimas en los departamentos de Antioquia, Risaralda, Caldas y Quindío, se reunieron con funcionarios del Departamento de Planeación Nacional y la Unidad para las Víctimas del componente nación territorio, para hacer diferentes aportes de cara a la actualización del CONPES.

El ejercicio consistió en plantear, analizar y exponer las problemáticas, así como buscar soluciones desde la visión de las víctimas del conflicto armado, en líneas como salud, educación, vivienda, opciones laborales y formación de nuevos liderazgos.

“Estos espacios son muy importantes porque son ustedes los integrantes de las mesas quienes conocen de primera mano las problemáticas de la comunidad y esperamos desde las entidades poderles dar solución a diversas situaciones, logrando entre todos la reconstrucción del tejido social que tanto hemos buscado a partir de la implementación de diversas acciones”, comentó la directora territorial de la Unidad en el Eje Cafetero, Laura Moreno Mejía.

Desde la institucionalidad se argumentó que dichos aportes se tomarán para alimentar el árbol de problemas y soluciones del documento CONPES, esto con el fin de mejorar la respuesta de las entidades territoriales y nacionales para dar solución a distintos aspectos, sistematizando los planteamientos y recogiendo inquietudes por todo el país a través de diferentes mesas de trabajo y concertación.

Menderson Mosquera, coordinador de la Mesa Departamental de Víctimas en Antioquia, expresó sobre el ejercicio: “Esto trata exclusivamente de los lineamientos generales en materia de planes de atención, asistencia y reparación integral, es un ejercicio supremamente importante para los indicadores y metas mediante las cuales se deben cumplir y restablecer los derechos a la población, por eso queremos proponer necesidades y acciones que vayan en pro de un mejoramiento en la calidad de vida de las víctimas”.

Este ejercicio de gestión en la política pública se plantea desde planeación que ya se realizó a través de la construcción de los Planes de Acción Territoriales, la implementación de la política y el seguimiento a la misma, realizando controles desde el territorio.

“Para nosotros es demasiado importante este tipo de espacios porque si se escuchan nuestra voces se sabe la verdad, es bueno que nos tengan en cuenta para propuesta e insumos y que de esta manera el documento CONPES quede más fortalecido; si bien hemos avanzado de gran manera, todavía tenemos falencias y por ello es imprescindible los aportes para que la implementación de la ley sea mucho más efectiva a la hora de reparar las víctimas”, expresó Nora Elisa Vélez, líder de víctimas en el departamento del Quindío.